jueves, 15 de enero de 2015

Hay días en que tomar conciencia de la realidad mas cruda es una lección más que la vida te da en positivo, cuando crees que has tenido un día de mierda o incluso que estás entrando en racha, por suerte o por desgracia no sabes realmente de lo que hablas. Y que cosas así sucedan cada día de un modo totalmente injusto, inhumano y aleatorio fruto de la pura lotería vital, sirve para que puedas tomar perspectiva, te enseña a relativizar tus quejas, a manejar tus problemas y circunstancias en su justa escala y a dar gracias. Cada día en que te levantas aprendes algo nuevo, a veces a decepcionarte y a levantarte otra vez, pero hay días en que sientes la insignificancia de cerca y es una mezcla de miedo y de fortuna la que te arregla por dentro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada